Los equipamientos -principalmente las camisetas- se empezaron a fabricar en masa, permitiendo así que los seguidores pudiesen comprarlos y generando grandes beneficios para los clubes. Las cosas en la liga no iban muy bien con el equipo pasando la mayor parte de la temporada en la mitad inferior de la tabla, lo que desató las protestas de los aficionados (el equipo finalizó la Serie A italiana en la 12.ª posición).

Puede que también te guste...